miércoles, 30 de abril de 2014

The Scorpions: su baterista James Kottak, encarcelado tras insultos en el aeropuerto de Dubai


El batería de la banda alemana de heavy metal, The Scorpions, ha sido encarcelado por un mes por insultar a los musulmanes, haciendo un gesto indecente y dejando caer sus pantalones cuando estaba borracho en el aeropuerto de Dubai
 
“OK”, fue la única palabra que pronunció el artista estadounidense, James Kottak, ante el Tribunal de Faltas de Dubai cuando se enteró de la sentencia hoy martes. El incidente ocurrió el 3 de abril en la sala de tránsito del aeropuerto internacional de Dubai.

Kottak declaró ante el tribunal que había bebido cinco copas de vino a bordo de un vuelo de Moscú a Bahrein, con parada en Dubai, donde iba a tocar durante el Gran Premio de Fórmula Uno de este año y país al que nunca llegó. La ausencia de Kottak en el concierto de Bahrein fue sustituida por Mark Cross lo que provocó preguntas en los sitios web de sus fans.

Dos miembros del personal de tierra del aeropuerto en la zona de tránsito declararon que oyeron a Kottak gritar que no iba a viajar con un grupo de pasajeros paquistaníes y afganos.

Los testigos afirmaron que el acusado estaba tapándose la nariz para no oler. También se le escuchó maldecir de la compañía aérea flydubai, los musulmanes y el aeropuerto, fue entonces cuando la policía le confiscó el pasaporte.

Un policía declaró que el incidente tuvo lugar a las 10 de la noche hora de Emiratos.
Kottak admitió haber bebido alcohol, pero negó los otros cargos.

Mientras tanto, su abogado argumentó que su cliente estaba tratando de mostrar un tatuaje en su espalda a la gente en el aeropuerto. También pidió al tribunal de absolver a su cliente debido a las declaraciones contradictorias de los testigos de cargo.

De acuerdo con el fallo del pasado martes, Kottak recibirá un castigo leve, debido a las circunstancias del caso.

“Acabábamos de llegar de Moscú y mi amigo y yo estábamos esperando el autobús cuando llegamos por error la sección de tránsito. Cuando le pedí que se fuera, la policía me arrestó porque había consumido licor. Yo no insulté a los musulmanes ni al Islam. Nunca haría una cosa así, aunque estuviera borracho. No me acuerdo de utilizar un lenguaje grosero y no me desnudé sólo alcé mi camisa y mostré mi tatuaje “, declaró el artista.

El fallo del martes sigue siendo objeto de apelación dentro de los 15 días. El batería será deportado pronto ya que ha estado bajo custodia desde el pasado 3 de abril.

No hay comentarios :

Publicar un comentario