jueves, 11 de junio de 2015

Christopher Lee: el mejor conde Drácula, muere a los 93 años

Sir Christopher Lee, una leyenda de la gran pantalla con casi trescientos títulos en su filmografía, ha muerto a los 93 años, falleció el pasado domingo 7 de junio en un hospital de su ciudad natal, Londres, debido a una insuficiencia respiratoria, según informa The Telegraph.

Su carrera estuvo plagada de éxitos, la mayoría dentro del cine de terror. Durante décadas, de hecho, el público lo relacionó casi exclusivamente con un solo papel, el de conde Drácula, que frecuentó tanto como el que más.

El único que le podía discutir la supremacía como príncipe de las tinieblas era Bela Lugosi, que acabó sus días algo confundido, por decirlo suavemente, con una grave adicción a las drogas y durmiendo en un ataúd.

Christopher Lee construyó su leyenda en películas de la productora Hammer, muchas de ellas dirigidas por el gran Terence Fisher y con Peter Cushing como compañero de reparto, por lo general en el papel de Van Helsing.

El primer encuentro entre ambos, sin embargo, fue bastante atípico, en el «Hamlet» de Laurence Olivier. La figura imponente de Lee (medía 1,96) era idónea para encarnar a toda clase de enemigos del sueño.

Además de Drácula, fue Frankenstein, la Momia, el doctor Jekyll y Fu Manchú. También encarnó varias veces con acierto a Sherlock Holmes e incluso trabajó en «La vida privada de Sherlock Holmes», de Billy Wilder, aunque en otro papel.

Sus éxitos no se agotaron con el declive de la mítica compañía Hammer. El mantuvo un olfato casi infalible para la taquilla hasta el final de sus días. Los directores y productores seguían contando con él, por otro lado, a veces para pequeños papeles cargados de carácter.

En los últimos años, apareció en sagas tan conocidas como las de «Star Wars», «El señor de los anillos» y «El Hobbit». Antes había hecho también hizo de villano en «El hombre de la pistola de oro», con Roger Moore como James Bond. 

Lo curioso del caso es que Lee era primo de Ian Fleming, autor de las novelas originales del agente 007. También trabajó en títulos tan conocidos como «Gremlins 2» y «Sleepy Hollow», de Tim Burton.

Todavía hay una película suya sin estrenar, «Angels in Notting Hill», y otra más, «The 11th», en la que debía haber actuado al lado de Uma Thurman y Connie Nielsen. Como buen vampiro, pensaba seguir en activo por los siglos.

Aunque para el mundo de la música, y más específicamente para el mundo del Heavy Metal, Christopher Lee fue un actor que siempre reconoció su gusto y su admiración por el Heavy Metal como estilo musical, y se prestó a colaborar con grupos como Manowar o Rhapsody Of Fire.

Con los primeros, puso su voz a la narración que abría inicial del tema “King of Kings”, del EP ‘Sons Of Odin’ y en la narración central del tema “Dark Avenger” del EP ‘Battle Hymns XX’I. En el caso de Rhapsody Of Fire, Lee estuvo presente en los discos ‘Symphony of Enchanted Lands II: The Dark Secret’, ‘Triumph or Agony’, ‘The Frozen Tears of Angels’ y ‘From Chaos to Eternity’, así como en los EP’s ‘The Magic of The Wizard’s Dreams’, ‘The Dark Secret’ y ‘The Cold Embrace of Fear (A Dark Romantic Symphony)’. Incluso grabó un álbum de Heavy en solitario, ‘Charlemagne: The Omens of Death’.

Murió de viejo, en definitiva, después de haber fallecido tantas veces de las maneras más violentas posibles, en ocasiones con una estaca clavada en su corazón.



No hay comentarios :

Publicar un comentario