jueves, 9 de julio de 2015

The Who esegura que fueron boicoteados en el fetival de Glastonbury

http://i.guim.co.uk/img/static/sys-images/Guardian/Pix/pictures/2015/5/5/1430839647461/151ee127-b6d1-4ffe-bcf1-b540c92061be-2060x1236.jpeg?w=620&q=85&auto=format&sharp=10&s=b2280ec2c2aee710c408290ed34b7000
The Who han denunciado en un nuevo blog de su página web que su set en el último festival de Glastonbury fue vilmente boicoteado, y que ellos nunca hubieran tocado en el festival de llegar a haber tocado Prince.

Según fuentes cercanas a la banda, el texto está escrito por un miembro de la road crew del grupo, que a veces toca el teclado con los Who. En el escrito narra algunas de las cosas sucedidas ese domingo 28 de junio:

“Pocos saben que éramos una adición del último para hacer el show, en sustitución de Prince que decidió no venir este año”.

Y comenta el boicoteo a los Who con mucho sentido del humor:

“Cuando comenzamos a preparar el cambio para salir a escena, encontramos que alguien había tocado las conexiones de audio, cuidadosamente probadas, de gran parte de nuestro equipo. Nunca habíamos visto eso antes, pero somos buenos para reparar las cosas, así que todo el daño fue reparado a tiempo. ¿Fue el señor Weller o Lionel Richie? de ninguna manera. ¿El Dalai Lama? … Hmmm … Nos robó el show”.

El blog también entra en detalles de las propias frustraciones y problemas de The Who respecto a su actuación aquella noche, aunque no todo el mundo estuvo de acuerdo con ese sentimiento de Pete Townshend, de que el concierto fue “uno de los peores jamás hechos por la banda”.

“Pete dijo a todo el mundo que ellos que esperaban haber sido “mejores” musicalmente, y mencionó la falta de una prueba de sonido, pero es probable que no hubieran importado mucho. Simplemente sonaba raro ahí arriba, y había ecos extraños que hacían que los tiempos sonaran fuera gran parte del tiempo, llevando a los músicos a perderse”.

“Nuestros expertos de luz y sonido expertos consideraron que realmente funcionó, con una de las audiencias más fervientes que hemos tenido, y millones y millones de ellos volviéndose locos, viviendo la música mientras cantaban y saltaban y agitaban los brazos. En comparación con Hyde Park pocos días antes, este grupo de entre 20 y 30 y tantos años, no esperaban ser entretenidos, sino que eran parte del espectáculo”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario