domingo, 27 de septiembre de 2015

Hace 16 años se editó 'Pequeño' de Enrique Bunbury


Tal dia como hoy, un 27 de septiembre pero del 1999, se publicó el segundo disco de Bunbury en solitario, “Pequeño”. Un gran álbum que sorprendió a propios y extraños por el giro musical que supuso, tanto en composición como en producción e interpretación (en lo vocal, mucho más comedido que con Héroes del Silencio y dominando muchos más registros). Con este trabajo, Enrique Bunbury dio un enorme paso cualitativo en su carrera, aunque las ventas bajaron con respecto al debut, “Radical sonora”. Es una gran obra.

En la diferencia de opiniones y hacia donde debería ir su música Bubury disolvió Héroes del Silencio, en esa epoca se abrió una nueva etapa en la música del rock en España.

Bunbury es un tipo inquieto intelectualmente, es un tipo inteligente, una esponja cultural, que allá a donde va, se le ve ávido de aprender y ganar en experiencia, aunque estas nuevas culturas sean muy diferentes a la que él se ha criado.

Se trata de un músico con una mente que no tiene fronteras, un músico cuya dirección musical siempre ha seguido el camino que él, y sólo él ha creído oportuno, montando grandes conciertos de los que se basa en los diferentes conceptos artísticos de sus obras, consiguiendo una especial simbiosis entre su obra, su banda y el público que va a disfrutar con estos espectáculos, sabedores de que no solo van a disfrutar de música, sino de un completo show visual de gran calidad.

Obviamente, el carácter de cierta inestabilidad que produce esa misma inquietud, también tiene sus puntos negativos, protagonizando a veces el artista actos incompresibles, dejando en la estacada a sus músicos y lo que es más importante, al propio público. Aún así y pese a todos estos defectos y virtudes, Bunbury, se convierte en un artista con un carácter propio dentro de la música Rock, un tipo que vale la pena valorar y escuchar sus obras, algún día estoy convencido, se le verá como de verdad se merece, un nuevo capítulo en la historia de un género plagado de diversidad y excentricidad, el Rock.

Bunbury editaba en 1999 “Pequeño” una apuesta personal a vida o muerte, tras el descalabro de crítica y acogida del público de su anterior trabajo y debut en solitario “Radical Sonora”. En este álbum, compuesto tras una fuerte depresión debido al rechazo del público hacia su obra, se explayaba a gusto por senderos que nada tenían en común al Rock, convirtiéndose en un minimalista viaje por diversas partes del mundo, mostrándonos diferentes culturas y diferentes maneras de ver la vida, con una ricas líricas dedicadas a los sentimientos humanos.

El artista nos traslada a un mundo donde toda influencia tiene cabida y es válida para difundir su mensaje, construyendo un colage de sonidos de arraigada influencia folklórica, llevándonos con naturalidad de la mano hacia sonidos mediterráneos, latinos, eslavos y orientales, secundado por una brillante producción sin demasiadas pretensiones pero que retrata a la perfección el sentir del disco.

La voz de Bunbury se nos muestra con la mejor de sus facetas, con una emotividad quizás nunca alcanzada hasta este momento, y una banda excelente secundando sus composiciones con brillantes muestras de ejecución y riqueza instrumental, desde juegos de percusión inverosímiles a hermosos violines, bastardas secciones de viento y tradicionales acordeones, magníficas guitarras y versátiles teclados.

El disco nos presenta una colección de 12 temas de entre los cuales es difícil destacar alguno dada la complejidad, no en cuanto a la musicalidad, pero sí al laberinto de influencias al que nos vemos sometidos de principio a fin, valorando con cada escucha que se le da diferentes partes dentro de los temas, obviando la globalidad del disco hacia brillantes momentos puntuales que individualizan cada uno de los temas en su propio carácter.

La subjetividad de cada uno entra en escena para valorar de forma diferente los temas, cada uno debe responder a la obra de forma interior, este es el objetivo de este álbum, buscar en nuestro interior y destacar y aprender lo que nos interese de cada momento.

Este es un disco que pide al oyente acostumbrado al sonido Rock del líder de los Héroes un poco de mente abierta, cuando se supera esta barrera normalmente construida por prejuicios hacia otros géneros descubrimos un magnífico trabajo que nos enganchará descubriendo con cada escucha que le prestemos diferentes matices de hermosa musicalidad.

A día de hoy, puede considerarse este trabajo como su mejor obra en solitario. Ha sabido envejecer bien, y con el paso del tiempo puede ser considerado un trabajo muy importante dentro del Rock patrio, ya que posiblemente ha sido de lo mejor editado en este país con respecto a este género, un trabajo lleno de osadía y calidad, que en cuanto nos descubre sus secretos se convierte en un favorito por mérito propio.

Lista de canciones:

01/ Algo en común
02/ Infinito
03/ El Extranjero
04/ Sólo si me perdonas
05/ El Viento a Favor
06/ Lejos de la Tristeza
07/ ¿Dudar?, Quizás
08/ Demasiado Tarde
09/ De Mayor
10/ Bailando Con El Ememigo
11/ Robinson
12/ Contradictorio

No hay comentarios :

Publicar un comentario