miércoles, 21 de octubre de 2015

Rosendo le otorgan Disco de Oro por su último trabajo ''Vergüenza Torera''


Rosendo acaba de recibir este miércoles 21 de octubre el Disco de Oro por su último álbum, el decimoquinto en solitario, 'Vergüenza Torera', que salió a la venta en septiembre de 2014.

El músico, que lleva 31 de sus 61 años sobre los escenarios, ha recibido el galardón de manos de José Miguel Monzón (el Gran Wyoming) en un acto celebrado en el Barclaycard center de Madrid, el antiguo Palacio de los Deportes.

Durante la ceremonia, Rosendo ha vuelto a poner de manifiesto su intención de continuar haciendo música y acudiendo a conciertos "hasta que el cuerpo aguante".

"Llegará un momento en que el cuerpo deje de funcionar, por lo menos al ritmo al que lo está haciendo ahora --ha manifestado--, pero tengo muchas ganas de seguir funcionando".

La entrega del reconocimiento tiene lugar en la última fase de una gira de dos años por España titulada 'Mentira me parece' en la que, desde el pasado mes de junio, el homenajeado ha recorrido ya más de una treintena de ciudades, a falta de actuar todavía en otras seis: Gerona, Alcobendas (Madrid), Tarragona, Sevilla, Barcelona y Madrid.

En este sentido, el músico ha reconocido que "empieza a notar" que ya no tiene las fuerzas que tenía antes y ha planteado, más que una retirada, una reducción del nivel de actividad que ha llevado hasta ahora, con un año de descanso al terminar la gira en la que está inmerso. "Quizá en lugar de 40 conciertos tengo que hacer veinte", ha reconocido.

Durante el turno de preguntas, el músico ha tenido un recuerdo para los componentes de su formación original, Leño, y ha rechazado la posibilidad de volver a reunir el grupo tras su disolución en 1983, especialmente tras el fallecimiento de dos de sus miembros, Chiqui Mariscal y Tony Urbano.

Sobre la gira que está llevando a cabo y el modo en que elige los temas que interpreta en cada concierto, ha explicado que, especialmente cuando es una gira de presentación de un disco nuevo, trata de "tocar seis o siete canciones nuevas". Aún así, reconocer que hay muchas otras canciones que no puede dejar de lado.

"Hay una serie de canciones que son inevitables y que la gente quiere escucharlas y no puedes negarte a ofrecérselas --ha expresado-- Yo nunca soy consciente de por qué unas canciones funcionan mejor que otras".

En todo caso, reconoce que a la hora de preparar una gira, teniendo en cuenta los 15 discos que lleva ya publicados en solitario, "se le amontonan las canciones" y que no puede renunciar a tocar algunas de las más clásicas porque "no le gustaría que la gente se fuera del concierto diciendo: 'Vaya mierda'".

"Yo voy a muchos conciertos porque quiero escuchar esas cuatro canciones y si no las tocan me cago en*", ha bromeado.

Aún así, en todas sus actuaciones "intenta meter cuatro o cinco temas que le gustan a él y que no han sonado mucho" al igual que alguna colaboración con otros artistas o versiones de canciones, según ha detallado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario